De vuelta…

¡Holaaa! Ya estoy de nuevo por aquí. No sin que mi querida mala suerte haya hecho sus estragos al final y me haya hecho perder la maleta 😀 (y eso que encontré un trebol de 5 hojas, OJOCUIDAO. No sé qué habría sido de mí sin encontrarlo xD). En fines, este es un sábado un poco con sabor a domingo, más que nada porque tengo un jet lag muy rico, mucho sueño, ganas de hibernar, y depresión postvacaciones, ALL TOGUETHER. Pero a pesar de estas tontás estoy muy feliz, ha sido un viaje en el que no sólo he podido ver y disfrutar de una parte de mi familia que no puedo ver todo lo que quisiera, sino también del resto, que aunque vivamos pared con pared a veces estamos tan enfrascados cada uno en nuestras cosas y problemas, que no nos detenemos a reírnos porque sí de cualquier gilipollez, y eso de vez en cuando da la vida.

Decía mi madre con mucha razón, que no nos veía estando allí. Quien me habría dicho a mí hace unos meses que me pondría perdida de agua viendo las cataratas del Niagara junto a mi hermana y un ‘coquito’ rubio… Pero después de tantas cosas al final ahí estábamos todos, los que siempre están y estarán, por más discusiones y enfados que haya.

Puedo decir sin lugar a dudas que este, junto con el viaje que hice con mis amigos de toda la vida este verano, han sido los mejores de mi vida. No sólo por la compañía, que ya es bastante, sino porque estoy tranquila, en paz y feliz, y así puedo ser yo misma.

Además creo que necesitaba ese pequeño empujón que siempre mi hermana consigue darme en los momentos bajos, para lograr lo que me proponga. Esta vez no va a ser distinta, en semana santa la veré con una chaqueta puesta 🙂

Otra cosa positiva que he sacado del viaje, es que ya tengo un motivo más para acabar cuanto antes esta tortura ingenieril, y son las ganas de aprender inglés del de verdad. De momento no entra en mis planes vivir fuera, pero sí me gustaría pasar una temporada para aprender inglés de la mejor y única forma: hablando. Y además creo que es una experiencia ya no solo positiva, sino necesaria para adaptarse a una situación que si no se experimenta después de los estudios, es complicado enfrentarse después a ella. Pero bueno, todo entra dentro de un cúmulo de hipótesis y suposiciones vida que no tienen porqué resultar al final, al fin y al cabo no sería la primera vez que cambiara completamente mi manera de pensar en el futuro. Lo sorprendente es comparar estas “ilusiones” de futuro próximo, con las que tenía hasta hace relativamente poco. No podría decir que son mejores, sinceramente me habría gustado y aún a día de hoy me gustaría poder cumplirlas. No eran castillos en el aire, ni cosas inverosímiles, simplemente no tenían que ocurrir porque aún no era el momento. Pero confío en que algún día lo será, y que podré encontrar a la persona que quiera compartir esas hipótesis de futuro conmigo, para convertirlas en realidad.

De momento soy feliz soñando con un futuro mejor, mientras intento exprimir el presente lo máximo posible, rodeada de lo mejor 🙂

Muchas gracias familia, por este maravilloso viaje.

image

Anuncios

Torontontero teró.

Mañana es el gran día, por fin. Aunque sea en medio de una Ciclogénesis Explosiva (lo que comúnmente se ha llamado toda la vida de dios “un mal tiempo del copón”) cogeré un avión y si todo va bien, llegaré a Toronto, para ver a mi hermana, a mi cuñado, y a la pequeña Iris 🙂

Mis padres están un poquito acojonados por el viaje en avión, yo les intento animar quitando hierro al asunto y llamándoles ‘caguetas’. Pero siendo sincera, la verdad es que estoy igual o peor… ¡¡HAY QUE CRUZAR UN OCÉANO MU GRANDE!! jajaja.

En fin, si le cogemos el gustillo quien sabe… lo mismo tenemos familia de Andrés por el mundo para rato 😛

Me despido hasta la vuelta,

¡A ser felices!

esky_68497428