Crema de calabacín.

Buenas!

La principal motivación por la que pensé que algún día me haría un blog, siempre ha sido la cocina. Me encanta cocinar. Es de las pocas cosas que consigue tranquilizarme, hasta el punto de hacerme olvidar cualquier tontuna del día. Soy de las que abren el frigorífico y preparan algo diferente con lo que haya. No soy una profesional, ni mucho menos, pero creo que no se me da mal del todo, y me encantaría poder aprender mucho más para que algún día mis hijos estén tan orgullosos de la comida de su mami como lo estoy yo de la mía 🙂

La primera receta que voy a subir, es una receta super fácil, y que prácticamente todo el mundo sabe hacer. Pero es un plato que me encantaba de pequeña, y que mi madre me enseñó a hacer. Por eso me hace ilusión que sea esta la primera receta que comparto, así que ahí va: la crema de calabacín de la mía mama:

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 2 patatas medianas
  • 1 calabacín grande
  • Agua
  • Sal
  • 1/2 pastilla de caldo
  • Aceite de oliva
  • Quesitos

Ponemos en el fondo de una cazuela un chorrito de aceite. Mientas se calienta, pelamos y cortamos la cebolla en trozos medianos. No importa el tamaño de la verdura ya que todo irá triturado. Rehogamos un poco la cebolla y después echamos la patata y el calabacín en trozos más o menos iguales. Salamos y removemos.

Cuando veamos que el calabacín suelta su jugo, añadimos agua hasta cubrir y media pastilla de caldo de verduras, para que le potencie el sabor. Ahora tendremos que dejarlo a fuego medio hasta que termine de cocer.

Cuando la patata y el calabacín estén blanditos y el caldo se ha reducido hasta el punto que queramos, retiramos del fuego. Añadimos unos quesitos y batimos con la batidora. Probamos de sal, ya que en este punto puede que tengamos que añadir un poco, pero sin pasarse.

Podemos tomarlo caliente o frío. A mí me gusta más fresquito, y más en este tiempo. Además podemos añadir unos taquitos de jamón o unos picatostes y a disfrutar… ¡mu rico!

IMG_20150605_131655498[1]

Anuncios