Tarta de queso y nectarinas.

Hellooo!!

Hoy toca juernes cocinillas :P. Esta tarta la he hecho porque he visto unas nectarinas bastante maduras en el frigo, porque están en temporada, y porque me apetecía innovar algo. ¡Allá va!

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 100ml leche
  • 50gr de queso de untar
  • Azúcar avainillado / esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 100gr de harina
  • Galletas
  • Margarina

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Después machacamos las galletas en un bol, le añadimos un poco de margarina diluida en el microondas. Mezclamos y extendemos la masa sobre el molde. Esta capa de galletas hace de base de la tarta. Se podría hacer igual con hojaldre (he de reconocer que en mi imaginación estaba con hojaldre, pero no tenía en casa, c’est la vie xD).

Mezclamos el resto de ingredientes en un bol: los huevos, la leche, el queso, el azúcar, la harina y la esencia de vainilla. Cuando la mezcla sea homogénea, la extendemos sobre la base de galleta y lo metemos al horno.

Mientras, pelamos y troceamos las nectarinas. Pasados 10 minutos más o menos, que ya la tarta estará un poco cuajada, ponemos los trozos de fruta sobre la tarta y un poco de azúcar por encima para que se dore.

Volvemos a meter al horno y dejamos que se termine. En mi caso con unos 15 o 20 minutos más estaba.

Y ya está, es muy facilita. Y aunque la presencia no sea la mejor (aún no se me da bien eso de hacer las cosas bonicas jajaja) pues está bastante buena, así que la próxima vez se mejorará 🙂

IMG_20150723_215817

¡Feliz finde!

Anuncios

Bizcocho de zanahoria y plátano

¡Buenas!

Un domingo casero no es un buen domingo si no se investiga algo en la cocina :P. Así que hoy como buen domingo, he probado a hacer una variante del carrot cake de toda la vida, que ya está muy visto (y muy bueno también). Mi conejillo de indias es mi padre, y como no quiere postres dulces, he optado por añadir plátanos maduros al bizcocho y así darle un sabor dulce sin necesidad de mucho azúcar. No me enrollo más, así que ahí va la receta:

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 150 ml aceite de girasol
  • 250 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 2 plátanos maduros
  • 3 zanahorias grandes
  • Canela
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharada de miel

Preparación:

Lo primero, como siempre, es poner el horno a calentarse a 190º para que cuando vayamos a meter la masa ya esté caliente y no haya que esperar.

Empezamos pelando y rayando la zanahoria, con un rayador o mandolina (la mandolina es mejor, porque con un rayador corremos el riesgo de quedarnos sin dedos, pero con cariño, amor y cuidado todo se puede xD). Pelamos y troceamos los plátanos también. Y reservamos.

Ponemos los huevos y una cucharada de azúcar y otra de miel a batir, hasta que se forme espuma. He optado por añadir miel para probar, porque le da un dulzor más natural y además es más sano. Añadimos el aceite también y batimos.

Ahora agregamos la zanahoria rayada y los trozos de plátano. Removemos.

Llegado este momento, toca la parte odiosa de todos los postres: tamizar la harina. Es un rollo auténtico pero necesario. Así que pasamos la harina junto con la levadura por un colador finito con paciencia, y una vez tamizado vamos incorporándolo a la mezcla mientras mezclamos.

Por último añadimos canela al gusto, y ya tenemos la masa preparada.

Antes de volcar la masa en nuestro molde, debemos untar éste con mantequilla, para evitar que se nos pegue.

Horneamos a unos 180º durante unos 20 minutos, aunque esto es aproximado. Depende del horno, del molde y la cantidad que hagamos.

Como veis es un postre con poquito azúcar, jugoso y rico 🙂

IMG_20150621_213426